google-site-verification: google935307d94a1a15f7.html
Homenaje a los fundadores
Homenaje a los fundadores

APIA RISARALDA


Coordenadas Geográficas


Su cabecera está localizada a los 5º 07' de longitud al Oeste de Greenwich. Altura sobre el nivel del mar: 1.600 metros. Temperatura media 19º centígrados. Dista de la capital del Departamento 66 kilómetros.

 

Límites y Superficie

 

Por el norte y el oriente limita con Belén de Umbría y Pueblo Rico, por el Sur con Santuario y Viterbo en el Departamento de Caldas. Por el occidente con Santuario y Pueblo Rico. El área Municipal es de 214 kilómetros cuadrados, de los cuales 0.278 corresponden a la zona urbana, con un avalúo catastral de $ 16.530.590.00. El territorio es montañoso y su relieve corresponde a la Cordillera Occidental de los Andes; su máxima altura se encuentra en el Cerro del Tatamá con 4.150 metros sobre el nivel del mar. Otros accidentes orográficos destacados son los Altos de Las Palomas, y Serna, éste último a 3.600 metros de altura. Por lo accidentado de su topografía, presenta variedad de climas, distribuyéndose sus pisos térmicos en medio 97 kilómetros; frío 108 kilómetros; páramo 9 kilómetros cuadrados. El total de predios urbanos es de 712 y rurales, 2.064, con un avalúo catastral de $58.384.660.00

 

 

División política Administrativa y veredal.


Dependen administrativamente del municipio el caserío de Jordania y las Inspecciones de Policía de Guarne, San Agustín, San Carlos y Alta Campana. La división veredal o fracciones municipales son las siguientes: Agua bonita, Agualinda, Bella Vista, El Bosque, El Carmelo, El Diamante, El Encanto, El Guanábano, El Jardín, El Manzanillo, El Vergel, Guarne, Jordania, Alta Campana, Baja Campana, La Candelaria, La Equis. La Estrella, La Farallona,

La Floresta, La Línea, La Máquina, La María, La Nubia, La Sombra, Las Delicias, Matecaña, Miravalles, Pavero, San Agustín, San Andrés, San Carlos, San Rafael y Valladolid.



Sistema Vial:
Vías Nacionales: Carretera al mar pacífico: Apía – Pueblo Rico – Santa Cecilia –Tadó. Se encuentra en proceso de pavimentación.

Carretera Apía – La virginia: Hace parte de la carretera al Mar Pacífico, se constituye en el principal medio de comunicación del municipio, con el mayor flujo vehicular. Totalmente pavimentada.

Vías departamentales: Vía cabecera municipal – El Encanto – Santuario.
Vía Apía – Belén de Umbría.

Vías municipales: Comunican a todas las veredas entre si. Se cuenta con una amplia red vial que une 44 veredas, lo que representa una cobertura de casi el 100%, excepto la vereda La Garrucha.

 

Límites del municipio:
Norte: Belén de Umbría – Pueblo Rico 
Oriente: Belén de Umbría 
Sur: Santuario – Viterbo (Caldas) 
Occidente: Santuario – Pueblo Rico

 

Extensión total: 214 Km2 

Extensión área urbana: 0.278 Km2 

Extensión área rural: 213.722 Km2 

Altitud de la cabecera municipal (metros sobre el nivel del mar): 1630

Temperatura media: 19º Cº C

Distancia de referencia: 65 KM


Ecología 

ALTURAS:
Cerro de Tatamá a 4150 m.s.n.m. 
Alto de Pelahuevos a 2800 m.s.n.m. 
Alta Campana a 2175 m.s.n.m. 
Cuchilla del Contento a 2150 m.s.n.m. 
CAUDAL HIDROGRÁFICO: 


Río Apía 
Río San Rafael 
Río Guarne 

 

Vías de comunicación  

Aéreas:

Terrestres:
Sistema Vial:
Vías Nacionales: Carretera al mar pacífico: Apía – Pueblo Rico – Santa Cecilia –Tadó. Se encuentra en proceso de pavimentación.

Carretera Apía – La virginia: Hace parte de la carretera al Mar Pacífico, se constituye en el principal medio de comunicación del municipio, con el mayor flujo vehicular. Totalmente pavimentada.

Vías departamentales: Vía cabecera municipal – El Encanto – Santuario.
Vía Apía – Belén de Umbría.

Vías municipales: Comunican a todas las veredas entre si. Se cuenta con una amplia red vial que une 44 veredas, lo que representa una cobertura de casi el 100%, excepto la vereda La Garrucha. 

 

Fluviales:
El mapa de la red hídrica del municipio de Apia se encuentra conformado fundamentalmente por las microcuencas de los ríos Apía, San Rafael, Guarne, Afluentes del río Risaralda. 

Microcuenca del río Apía: se encuentra al norte de la cabecera municipal. El área total es de 619 hectáreas, que representan el 4.2% del área municipal.
Nace en el alto de Pela huevos, dentro de la cuchilla del San Juan en límites con el municipio de Belén de Umbría. Esta conformado por las quebradas: la Mecenia, La Negra, Agua Bonita, La Samaria, Campoalegre, Sonadora, La Nubia, Lucero, Cajones, La Cristalina, La Cruceta, Muñetón, Ceci, La Soledad, La Maria, El Lolo, Agua Linda, La Popa, Hospital, Magdalena, La Pradera, La Bruja, Farallona, El Tapón, La Clara, Mellizas y Risaralda.

Microcuenca del río San Rafael: esta conformada por las quebradas Santabárbara, El Encanto, LA Desgracia, La Liberia.

Microcuenca del Río Guarne: se encuentra al Oriente del área municipal. El área total es de 804 hectáreas, que corresponde al 5.5% del área del municipio.
Esta Conformada por las quebradas: La Soledad, El Oso, San Andrés, El Contento, Sabaletas, Julia, La Maquina.

 

 

Aspecto Agropecuario


La diferencia de alturas, que va desde los 1.000 metros sobre el nivel del mar en su parte más baja, hasta los 4.150 metros en el Cerro del Tatamá, hace posible que el Municipio pueda tener una agricultura potencial y activa, apta para los cultivos propios de clima cálido, medio y frío.

Los suelos de la región se pueden dividir en tres grupos:

a. Los comprendidos dentro del Cañón del Río Apía, terrenos pendientes con abundante cascajo, en proceso de meteorización, que con buen manejo, son óptimos para cultivos de clima cálido y medio y que no requieren de mucho laboreo, ya que son muy susceptibles a la erosión. A este grupo corresponde un 55% del área total.

b. Los terrenos colindantes con el Municipio de Viterbo, que son suelos rojizos y gredosos, tierras éstas con buena vocación para la ganadería y cultivos de clima cálido y medio, que requieren buena fertilización y manejo. Comprende este grupo un 15% del área total, y

c. Las tierras altas de la región, ricas en materia orgánica, con buenas propiedades físicas, que con un buen manejo y adecuación, son óptimas para cultivos de clima medio y frío, lo mismo que para ganadería. El 30% restante corresponde a este grupo.

Toda esta diversidad de suelos y climas hacen de Apia un municipio con un potencial agropecuario excelente que con políticas adecuadas de fomento, crédito y mercadeo, podrían obtenerse gran variedad de cultivos con fines comerciales.

A más de lo anterior, existe una gran área establecida de bosques naturales, ricos en cedros, robles, cerezos, yarumos, etc. y arbustos propios de alturas superiores a los 1.800 metros sobre el nivel del mar. 

 

Historia

 

Perteneció nuestro municipio a la provincia de Popayàn y Quito, calculàndose desde Caloto a Anserma Viejo una población de1.000.000 de habitantes, poblada con gentes hostiles con quien se libraron batallas en las riberas del Cauca. A raíz de estos encuentros Belalcàzar se hizo acompañar de Jorge Robledo, 220 infantes y multitud de indios Yanaconas. De acuerdo a las rutas trazadas en el croquis de la región del Quindio con indicación de los pueblos que la habitación, estos recorrieron el territorio que hoy comprende los municipios de: Balboa, la Celia, Santuario, Belén y Apía, llegando hasta Cartama (hoy Marmato); fue cuando Jorge Robledo fundó a Anserma Viejo (Santana).

Determina Robledo pasar ala otra banda del río, donde logra fundar a Cartago, en el mismo sitio donde está Pereira, conocedor de la existencia del Valle de Apía donde sobresalía por su rebeldía un cacique llamado Tucarma, se dirigió a este sitio y mediante proceso, el capitán le ordenó morir en la horca, joven de 20 años, bullicioso, alzado en varias oportunidades y mañoso por lo cual fue considerado peligroso.

Como precursores se tienen a José María Marìn y su compañera María Encarnación, quienes vivían en la fracción de “Alegrías” a 2 leguas de Caramanta (Ant.) con sus hijos Saturno y Raquel. En 1870 emigra José María al chocó con el fin de labrarse un mejor porvenir y allí permanecen por más de 20 años. Con Julián Ortiz planea llegar a la tierra de los indios Apias porque se rumoraba que el gobierno daría las tierras a los nuevos colonizadores. En 1871 llegan al sitio que hoy llama Agualinda, aquí levantan su rancho de vara en tierra, empiezan la rocerìa y siembran maíz y frijol y otras semillas para proveer sustento. Mientras tanto se dedicaron al cateo y vaciado de guacas de las cuales extrajeron muchos objetos de oro, vasijas de barro. Abriendo trocha llegan a Anserma donde establecen comunicación con María Encarnación y deciden encontrase para marchar hacia la tierra de los Apias.

El 18 de noviembre de 1872 llega al sitio denominado Agualinda, cultivado de maíz
Y otras plantas, cercano a un gran manantial. Por mucho tiempo y por bondades de la tierra comparte con Julián Ortìz y su familia los cuales se hicieron acompañar por otras quienes se ubicaron a lo largo y ancho de la región, levantando rústicas viviendas las cuales fueron cubiertas con cáscaras de árboles, por lo que le dan el nombre de Villa de las Cáscaras.
Por la exuberancia de la tierra, riqueza y guaqueria, llegaron nuevos grupos familiares hacia la región cuyos vecinos tomaron como patrono a San Antonio de Padua y con ello le dan al caserío el nombre de San Antonio de Apía. Para darle vida jurídica al poblado constituyeron una junta pobladora para solicitar por conducto del prefecto de la provincia de Marmato su creación legal. Dicha junta es integrada el 15 de agosto de 1883 y la componen José María y Carmelo Marín, Rafael Alvarez y Custodio Montoya, Juan bautista Ledezma, wenceslao Ríos y Bernardino Mejía quien actuó como secretario. Obtenida la autorización son designados Custodio Montoya y Urbano Osorio como inspector. Desde la población de Anserma a cuyo territorio pertenece el caserío, es enviado el señor A gel Rivas para el trazado y demarcación de las calles y plazas. Solo en el año 1886 es visitado por los sacerdotes José Joaquín Hoyos, Anselmo José Estrada y Nicolás Tirado.

En 1892 se acuerda solicitar a la asamblea del Cauca la elección del distrito municipal y en efecto adlledgan documentos al presbítero Nicolás Tirado. En memorial fundamentando, los vecinos se dirigen a la diputación de la asamblea del Cauca, argumentando el crecido número de población que llega cerca de 7000 habitantes, invocando a su favor 300 familias sus construcciones, oficinas, suelos y contando con fincas ricas en agricultura y ganadería, además de la distancia que los separa de Anserma.

El 3 de agosto se presenta el siguiente proyecto de resolución “Erìgese en municipio el caserío de Apía, en la provincia de Marmato y tèngase presente para incluir al segundo debate el proyecto sobre división territorial. El gobernador sanciona la ordenanza de 1892 y el día 8 de septiembre la secretaría de la asamblea por medio del aviso No. 135 comunica a los Apianos sobre la expedición de la citada ordenanza y a partir de allí se tienen recopilados 17 acuerdos, como actos del cabildo donde se tienen entre otros la trata sobre bienes, rentas y contribuciones, sobre pesas y medidas, sobre contribución directa, sobre presupuesto de rentas, sobre la policía, sobre el degüello de ganado menor, las cuales corresponden a la primera legislatura, hasta 1902, cuando son quemados muchos documentos durante la guerra de los mil días.

Durante este periodo de fundación, puede resaltarse una planta para producir la energía eléctrica, el fomento de convites para construir la carretera Apia-Rìo Mapa, el impulso periodístico, la organización de entidades cívicas, la fundación social del club Tucarma, el fomento de la educación, la construcción de sitios urbanísticos y màs actual el mercado cubierto, la creación de entidades bancarias y otras obras de emporio cultural, social y urbanísticos de nuestro territorio.